15 Excelentes programas de televisión como Suits

David

David

Cuando no te está ayudando a ver televisión en el extranjero, a David le gusta ver comedias y documentales. Es un gran admirador de The Detectorists y Blue Planet. También le encanta ver fútbol inglés, por sus pecados apoya al Arsenal.

Estos días Suits parece ser más recordado como el único trabajo real de Meghan Markle como actriz antes de descender a la Familia Real Británica.

Pero eso le hace un gran flaco favor a un drama legal estadounidense que lo tuvo todo y que duró unas impresionantes nueve temporadas entre 2011 y 2019.

Durante ese tiempo, la serie tuvo una audiencia grande y leal, y sin duda muchos de ustedes están deseando su dosis de «Suits» ahora que ha terminado.

Lamentablemente, no podemos traer a Suits de vuelta de la tumba, pero lo que sí podemos hacer es sugerir algunas series que podrían ayudar a llenar ese hueco en forma de Suits en tu vida.

Hay bastantes contendientes, así que aquí tenemos un resumen de nuestras 15 mejores series de televisión como Suits:

Pearson

El lugar obvio para empezar esta lista es la serie derivada de Suits, Pearson.

La estrella de Suits, Gina Torres, retoma su papel de la dinámica abogada y fundadora del bufete, Jessica Pearson, después de mudarse a Chicago.

Pearson ha sido inhabilitada para trabajar como abogada, por lo que necesita aplicar sus talentos en otro mundo. ¿Y dónde mejor que en la política? Comienza a trabajar en la oficina del alcalde de Chicago, un papel en el que tiene que lidiar con los problemas desde una posición muy diferente a la que tenía en Suits.

En cambio, tiene que equilibrar sus ideales con las realidades de su nuevo papel.

Pearson es menos alegre que Suits, y el drama es profundo. Pero conserva muchas de las cualidades de la serie original y cuenta con un sólido reparto. Lamentablemente, esta serie sólo duró una temporada, pero merece la pena que los fans de Suits la descubran.

The Good Wife

The Good Wife es otro drama legal, esta vez protagonizado por la incondicional de ER, Julianna Margulies.

Margulies interpreta a Alicia Florrick, una poderosa abogada acosada por el escándalo después de que su marido, antiguo fiscal del Estado de Illinois, fuera encarcelado por corrupción.

Vuelve de un año sabático y tiene que lidiar con las reacciones profesionales que esto conlleva, además de compaginar su poderoso papel con el de madre soltera.

Las probabilidades están en su contra, pero Florrick supera todos los retos que se le presentan y consigue hacer crecer su carrera y estar al lado de sus hijos.

Esta serie duró siete temporadas y se llevó a casa múltiples premios Emmy en horario de máxima audiencia. El New York Times describió acertadamente The Good Wife como «uno de los mejores dramas legales de la era moderna». No podríamos estar más de acuerdo.

Damages

Si buscas una alternativa a Suits con calidad de estrella, no busques más que Damages.

De acuerdo, no cuenta con ninguna realeza genuina, pero sí con la realeza de Hollywood en la forma del icono de la pantalla Glenn Close. Si Close no es suficiente, a lo largo de sus cinco temporadas, también puedes ver a personajes como Ted Danson (Cheers), John Goodman (Roseanne), William Hurt (El increíble Hulk) y Timothy Olyphant (Justified).

A diferencia de Suits, cada temporada de Damages sigue un único caso, lo que significa que se profundiza mucho más en los casos y en las vidas de los personajes.

Damages está repleta de giros y vueltas y también tiene momentos alegres. El Chicago Tribune la ha descrito como «uno de los thrillers más inteligentes de la televisión», y nosotros estamos totalmente de acuerdo.

Better Call Saul

Conocida casi exclusivamente como la serie derivada de Breaking Bad, Better Call Saul es en realidad un excelente drama legal por derecho propio.

Sigue a Saul Goodman, interpretado magníficamente por Bob Odenkirk., quien era el abogado nada reputado de Breaking Bad y sigue siendo un abogado despiadado y sin moral que defiende a cualquiera si el dinero es bueno.

Better Call Saul tiene muchos de los elementos legales de Suits junto a los oscuros aspectos criminales de Breaking Bad. Esta serie los entrelaza perfectamente y crea una serie magistral que ha logrado lo casi imposible al igualar a la inigualable Breaking Bad.

Better Call Saul tendrá cinco series cuando concluya, y para los fanáticos de Suits, realmente tiene que estar en su lista de seguimiento.

Mad Men

Mad Men no se basa en el mundo de los abogados, sino en el de la publicidad. Pero la premisa de alguien que ha ascendido en el escalafón profesional sin la cualificación y la experiencia pertinentes se repite en Don Draper, un personaje de culto interpretado admirablemente por John Hamm.

Draper utiliza su encanto para ascender en el escalafón de una agencia de publicidad de Nueva York en los años 60. Pero alberga un oscuro secreto, al igual que muchos de los demás personajes de este poderoso y divertido drama.

Mad Men convirtió en estrellas a Elizabeth Moss (A Handmaid’s Tail), Christina Hendricks (Good Girls) y Kiernan Shipka (Chilling Adventures of Sabrina), y ganó varios premios Emmy.

Se trata de una pieza de época, pero es mucho mejor por ello y resultará atractiva para los aficionados a Suits.

Duda razonable

De un par de enormes series a un pequeño pero perfectamente formado drama legal con un gran reparto y buenas críticas de la audiencia.

Duda razonable está protagonizada por la propia Katherine Heigl, de Suit, en el papel de Sadie Ellis, una hábil abogada defensora en un bufete de Nueva York donde su padre es socio. Eso crea complicaciones, pero no tantas como cuando empieza a enamorarse de su cliente, que está siendo juzgado por asesinar a su ex novia.

Cada uno de los miembros del reparto también tienen sus propios demonios personales con los que luchar, y hay algunas interpretaciones magníficas de personajes como Dulé Hill (The West Wing), Laverne Cox (Orange is the New Black) y Steven Pasquale (Six Feet Under).

Duda  razonable es inteligente, está muy bien interpretada y ofrece todo lo que se necesita de un drama legal para satisfacer esa picazón del tamaño de un traje.

Los practicantes

Los practicantes se adentra en el mundo de los abogados defensores. Está ambientada en un bufete de Nueva York y sigue a un equipo de abogados que se enfrenta a los retos morales que supone representar a criminales muy desagradables.

Se emitió durante ocho series y, al igual que Suits, consiguió mezclar un potente drama con algunos casos y personajes extravagantes para combinar perfectamente el humor y la seriedad de la historia.

El reparto original incluía a Dylan McDermott (American Horror Story), Camryn Manheim (Ghost Whisperer), Lara Flynn Boyle (Twin Peaks) y James Spader (Sex, Lies, and Videotape).

La serie ganó un total de 15 premios Emmy y se mantiene en pie hoy en día tanto como cuando se emitió por primera vez hace unos veinte años.

Boston Legal

William Shatner (Star Trek) tuvo un papel de invitado en la última temporada de Los practicantes, y su personaje, Denny Crane, junto con Spader y Rhona Mitra (Underworld: Rise of the Lycans) fueron luego derivados a esta nueva serie que duró otras cinco temporadas.

Boston Legal tiene mucho drama, pero es más conocida por sus elementos cómicos, principalmente generados por la asociación de Spader y Shatner.

No darán de lleno en el sentido del humor de todo el mundo, pero para los que lo hacen, Boston Legal es, como lo describió acertadamente The Guardian en una ocasión, «el héroe no reconocido de la televisión estadounidense».

Con una lista de invitados que se lee como un quién es quién de los ex alumnos de la televisión estadounidense, Boston Legal es una visión esencial para los fans de Suits.

The Newsroom

The Newsroom, creada por Aaron Sorkin, el mismo creador de The Weast Wing, lleva a los espectadores entre las bambalinas de una sala de prensa de la televisión por cable y hace para ese mundo lo que Suits hace para el mundo de las águilas legales.

Vemos a un elenco de personajes bienintencionados que se ven obligados a hacer malabarismos para mantenerse en la cima de la agenda informativa y, al mismo tiempo, equilibrar las exigencias políticas y corporativas de su cadena.

Este es otro programa con un reparto de estrellas que incluye a Jeff Daniels (Dumb and Dumber), Emily Mortimer (Mary Poppins Returns), Sam Waterston (Grace and Frankie), Dev Patel (Slumdog Millionaire) y Olivia Munn (Magic Mike).

La serie sólo duró 24 episodios, pero cada uno es una joya y muestra al reparto y a Sorkin en su mejor momento.

Harry’s Law

Harry’s Law llegó a nuestras pantallas en 2011 y solo duró dos años, pero para los fans de los trajes que disfrutaron del hecho de que la serie no se tomara a sí misma especialmente en serio, es una obra imprescindible.

Está protagonizada por la inimitable Kathy Bates (Misery) en el papel de Harriet «Harry» Korn, una abogada extravagante y poco convencional que hace las cosas a su manera.

Korn está desilusionada con su carrera y, como resultado, acaba con casos poco convencionales, lo que da a la serie la oportunidad de abordar algunos temas bastante controvertidos de una manera única y fresca.

A pesar de su escasa difusión, Harry’s Law fue un éxito de crítica y público y, sin duda, se puede repetir su visionado.

Billions

Buenas noticias para los fans de Suits, aquí tenemos un drama legal que sigue en antena y que no muestra signos de que vaya a ser desconectado pronto.

Billions está protagonizada por Paul Giamatti (Sideways) en el papel de Charles «Chuck» Rhoades, el fiscal del distrito sur de Nueva York, y por Damian Lewis (Homeland) en el papel de Bobby Axelrod, uno de los grandes criminales corporativos a los que intenta hacer caer.

Este programa aborda el tipo de delitos que a menudo no se contemplan en los programas jurídicos convencionales de la televisión. Temas como el blanqueo de dinero, la manipulación del mercado de valores y otros delitos de cuello blanco que no suelen ser buenos para el espectador, pero aquí sí lo son, gracias a una escritura astuta y a unas interpretaciones excelentes,

Se trata de suspense criminal en las salas de juntas más que en el Bronx y, a pesar de este tema potencialmente árido, también tiene mucho humor e ingenio.

The Defenders

Para los fans del lado más ligero de Suits, The Defenders, una comedia legal dedicada, podría ser el programa ideal.

Está protagonizada por Jim Belushi (According to Jim) y Jerry O’Connell (Sliders) en el papel de un par de abogados de Las Vegas que aceptan una serie de clientes inusuales, desde borrachos, hasta jugadores y strippers.

Se preocupan por sus clientes, pero tienen capacidades limitadas y también sus propios problemas personales.

The Defenders no es una serie jurídica de alto nivel como algunas de esta lista. Pero es muy divertida y un buen viaje para los que les gusta la ley con un poco de risa.

House

House no es en absoluto un espectáculo legal. Es un drama médico protagonizado por Hugh Laurie en el papel del Dr. Gregory House.

Es este personaje principal el que establece la comparación obvia con Suits porque es excéntrico, inusualmente capaz, pero también profundamente defectuoso.

La inestabilidad mental de House y sus problemas con las drogas, además de su enorme ego, hacen que sea propenso a perder los papeles con sus colegas y pacientes.

Pero siempre tiene buenas intenciones y, en última instancia, hace lo correcto.

House es de visita obligada. Ganó múltiples premios y contó con un fantástico reparto, que incluía a Jesse Spencer (Vecinos), Kal Penn (Harold y Kumar), Robert Sean Leonard (La sociedad de los poetas muertos) y Peter Jacobson (Colony).

Toro

Concluyamos esta lista con un programa creado por el Dr. Phil sobre un abogado fracasado que ha decidido utilizar sus habilidades en el mundo de la psiquiatría.

Si esto parece divertido, lo es. Bull sigue al Dr. Jason Bull, interpretado hábilmente por Michael Weatherly (Dark Angel), que dirige un grupo de consultoría que ayuda a los abogados a elegir a los jurados para ayudarles a conseguir el veredicto correcto.

Lo hace con la ayuda de la psicología, la ciencia y algunos potentes análisis informáticos. Es un punto de vista único sobre el proceso legal y da una nueva perspectiva a los juicios, además de aportar mucho humor a lo que pueden ser situaciones difíciles.

Bull carece de la intensidad de algunas de nuestras otras recomendaciones, pero se sitúa a grandes rasgos en la misma zona que Suits y es una serie que seguramente gustará a los fans de esa serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas relacionadas