15 series como Euphoria

David

David

Cuando no te está ayudando a ver televisión en el extranjero, a David le gusta ver comedias y documentales. Es un gran admirador de The Detectorists y Blue Planet. También le encanta ver fútbol inglés, por sus pecados apoya al Arsenal.

Euphoria ha arrasado en el mundo de la televisión gracias a su infalible retrato de la vida en un instituto de Estados Unidos.

Las dos primeras temporadas han dejado al público boquiabierto con todo tipo de temas, desde las peleas, las relaciones, las drogas y los juegos escolares, que han recibido el tratamiento de «Euphoria».

Pero la estrella de Euphoria, Zendaya, ha sugerido que los fans podrían esperar un tiempo para que la próxima temporada llegue a sus pantallas, publicando en Instagram en febrero que había terminado en Euphoria «por un tiempo».

¿Quién sabe cuánto tiempo pasará? Así que, si tienes ganas de una dosis de Euforia, ¿qué otros programas puedes ver para llenar el vacío hasta que vuelva? He aquí un resumen de nuestras 15 principales recomendaciones:

Gossip Girl

De acuerdo, Gossip Girl tiene un rango de edad de los personajes un poco mayor y no es tan descarnado y realista como Euphoria, pero sigue cubriendo muchos de los mismos temas y tiene personajes con muchos de los mismos rasgos.

Sigue a un grupo de jóvenes privilegiados que viven en Nueva York y llevan una vida de excesos y privilegios, pero que tienen que enfrentarse a todos los retos de la vida moderna. Está narrado desde el punto de vista de una bloguera anónima, una herramienta inteligente para hacer que un programa de televisión estándar sea atractivo para las audiencias más jóvenes.

La serie original de seis temporadas se emitió entre 2007 y 2012 y dio a conocer a personajes como Blake Lively, Ed Westwick y Leighton Meester. Ahora se ha relanzado como una serie de secuelas con un reparto totalmente nuevo, lo que significa que hay aún más cotilleos para ponerse al día.

Generación+ion

Este programa sólo duró una temporada, pero trata de adolescentes que se enfrentan a su sexualidad en Orange Country, California, de una manera descarnada y realista que recuerda a Euphoria en muchos aspectos.

Genera+ion sigue a los gemelos adolescentes Naomi, que es descuidada, y Nathan, que es neurótico y está aceptando su bisexualidad.

Conocemos a sus amigos inseguros, intolerantes, y algunos de ellos también homosexuales, y seguimos los retos a los que se enfrentan en la escuela y con sus familias mientras lidian con la vida, el amor y el significado de la familia en el siglo XXI.

Es un programa potente, en el que no faltan los momentos de luz, y aunque sólo duró una temporada, es un programa que disfrutarán los fans de Euphoria.

Freaks and Geeks

Una comedia-drama adolescente clásica realizada hace más de 20 años y ambientada en la década de los 80, pero que sólo duró una temporada. Freaks and Geeks sigue soportando repetidos visionados hoy en día.

Está ambientada en un instituto de los suburbios y, como su nombre indica, sigue las vidas de dos grupos de chicos: los frikis y los geeks, así como sus familias y otros chicos del instituto.

Se ha convertido en un clásico de culto gracias al equipo que hay detrás, Judd Apatow y Paul Feig, mientras que también ayudó a lanzar las carreras de James Franco, Seth Rogen y Jason Segal.

Skins

Skins es una serie británica que lanzó la carrera de numerosos actores de renombre, al tiempo que ofrecía un realismo descarnado sobre la vida de los adolescentes al que pocos programas se habían acercado hasta Euphoria.

La serie sigue a un grupo de adolescentes de Bristol mientras se dedican al sexo, las drogas, el rock n’ roll y todo el desenfreno que conlleva la vida adolescente. Tiene imágenes gráficas y una buena cantidad de tragedia y drama junto con un humor seco y algunos personajes muy notables.

Algunos rostros que pueden reconocer son Nicholas Hoult (About a Boy), Hannah Murray (Game of Thrones), Dev Patel (Slumdog Millionaire) y Aimee-Ffion Edwards (Detectorists).

Sexual Education

Esta serie dramática británica sigue a Otis Milburn, interpretado brillantemente por Asa Butterfield, que sigue el ejemplo de su madre y abre una clínica de terapia sexual con su amiga Maeve (Emma Mackey). Las cosas se complican cuando él empieza a sentir algo por ella.

La serie también sigue a su mejor amigo gay, Eric Effiong, interpretado por Ncuti Gatwa en su papel más destacado, que también es hijo de estrictos padres inmigrantes nigerianos. Otros personajes son el arquetípico matón escolar que resulta ser gay y un grupo de chicas conocido como las Intocables.

El reparto incluye a Gillian Anderson (Expediente X), Jason Isaacs (Event Horizon) y Hannah Waddingham (Ted Lasso). Todos ellos contribuyen a este poderoso drama que pone de relieve el importante y a la vez desafiante papel que desempeña el sexo en la vida de los jóvenes adolescentes.

We Are Who We Are

Este drama adolescente tiene muchas de las características que han hecho tan popular a Euphoria. Sigue a dos adolescentes confusos que intentan averiguar quiénes son y cometen todos los errores que cometen los adolescentes.

La peculiaridad de esta serie es que los adolescentes en cuestión están atrapados en el ambiente opresivo de una base del ejército estadounidense en Italia.

Una gran cantidad de conflictos familiares, muchos estupefacientes y unas interpretaciones magníficas de Jack Dylan Grazer y Jordan Kristine Seamón en los papeles principales, así como el apoyo de Chloë Sevigny y Alice Braga.

Élite

Esta serie española es la historia de tres chicas de clase trabajadora que se matriculan en un colegio privado muy lujoso.

No hace falta decir que gran parte de la serie se centra en el choque cultural entre estas tres chicas normales y sus compañeros mucho más ricos. Eso habría sido suficiente para la mayoría de los programas, pero Élite también introduce un clásico misterio de asesinato en la mezcla.

También se tocan muchos temas, como las cuestiones religiosas y la homofobia. Se manejan de una manera muy diferente a la de Euforia, pero no obstante son muy entretenidos e informativos.

My Mad Fat Diary

My Mad Fat Diary sigue a Rae (Sharon Rooney), una joven que regresa a su vida tras una estancia de cuatro meses en un hospital psiquiátrico. Comprensiblemente, esto resulta un reto, ya que miente sobre dónde ha estado y lucha por reconectar con sus amigos, incluida su mejor amiga, interpretada por Jodie Comer.

Además, pronto queda claro que sus problemas de salud mental tampoco están resueltos. También están sus problemas de imagen corporal, con Rae luchando contra el sobrepeso.

No es tan descarnada como Euphoria, pero My Mad Fat Diary toca temas de forma similar y caótica, y ofrece un gran drama y comedia a partes iguales.

Yo nunca

Yo nunca cuenta la historia de los retos a los que se enfrenta una estudiante de secundaria indio-americana de 15 años interpretada por Maitreyi Ramakrishnan.

Devi Vishwakumar pierde el uso de sus piernas tras el trauma de la muerte de su padre. Esto repercute en su primer año, al que no ayudan sus sentimientos por dos chicos diferentes.

Mientras tanto, una nueva chica, Aneesha (Megan Suri) llega y rápidamente se convierte en su rival. Con la narración de John McEnroe (extrañamente) y un sólido reparto, este programa pone de relieve los retos de la raza en la América moderna a través de los ojos de una adolescente como pocos (salvo Euphoria) han conseguido hacerlo.

Heartstopper

Heartstopper cuenta la historia de Charlie Spring, un escolar gay que se enamora de su compañero de clase Nick Nelson. También sigue las vidas de sus compañeras de clase Tao, Elle, Tara y Darcy mientras se enfrentan a todos los retos que la vida escolar moderna les plantea.

El programa se basa en las novelas gráficas escritas por la autora de 27 años Alice Oseman, que actualmente vende más de un millón de libras esterlinas de libros al mes.

La serie homónima de Netflix ha llevado estas historias de madurez a un público totalmente nuevo y han sido amadas por la crítica y los espectadores. No es el realismo descarnado de Euphoria, pero aborda los mismos temas de una manera diferente pero igual de cercana.

The End of the F***ing World

No se trata de realismo descarnado como tal, sino de mucho dramatismo oscuro en esta historia de James, interpretado por Alex Lawther, que piensa que podría ser un psicópata.

Le gusta matar animales en su tiempo libre, por lo que sus temores parecen legítimos, sobre todo cuando finalmente decide pasar a los humanos.

Alyssa (Jessica Barden) es su objetivo, pero después de huir juntos, nunca llega a realizar el espantoso acto.

En cambio, la pareja termina en una variedad de escenarios caóticos y desarrolla una relación compleja, no muy lejos de la de Rue y Jules en Euphoria.

Hay risas y lágrimas en este apasionante drama repleto de crimen e intriga.

Grand Army

Volvemos a los dramas de instituto con Grand Army, que, al igual que Euphoria, también tiene su sede en Nueva York.

Esta vez estamos en Brooklyn, pero los problemas a los que se enfrenta el elenco de este descarnado drama no están muy alejados del reparto de Euphoria.

Grand Army te ofrece sexo, violaciones, racismo, acoso, violencia, drogas y mucho más. Al igual que Euphoria, aborda estos temas de forma directa y con detalles a veces gráficos y perturbadores.

Por si fuera poco, Grand Army tiene como telón de fondo un gran incidente terrorista. Material convincente.

Industry

Los bancos de inversión pueden parecer un mundo alejado de los institutos, pero como muestra Industria, el estilo de vida tiene muchos paralelismos sorprendentes.

Este programa sigue las vidas de un grupo de graduados que intentan desesperadamente conseguir el trabajo bancario de sus sueños y el enorme sueldo que conlleva.

Como nos demostró el Lobo de Wall Street, el estilo de vida de la banca es cualquier cosa menos limpio, y esta serie está repleta de bebida y desenfreno de drogas y personajes desordenados.

Esta serie puede estar ambientada en una oficina, pero es tan descarnada y problemática como Euphoria, e igualmente adictiva.

Es mi vida

Esta serie se realizó en los años 90 y está protagonizada por Claire Danes en su modo de angustia adolescente de la época de Romeo + Julieta.

Sin embargo, esto está muy lejos de Shakespeare, y fue el primer programa de instituto para adolescentes que se alejó de la ética de Salvados por la Campana. En el caso de las relaciones difíciles, el alcoholismo, la falta de vivienda y un mundo de otros temas que no son tan gráficos como Euphoria, pero no menos poderosos.

Jared Leto realiza una actuación impresionante como el galán, y el reparto también es estupendo. Cómo es posible que sólo se haya emitido una temporada es un misterio.

Alguien está mintiendo

Un misterio de asesinato en un instituto repleto de personajes estereotipados de instituto que no son exactamente lo que parecen. Eso es lo que ofrece Alguien está mintiendo.

La premisa es que cinco chicos entran en el centro de detención, pero sólo cuatro salen vivos. Pero, ¿cuál de ellos es el asesino? El deportista, el friki, la princesa o el criminal.

Los cuatro personajes trabajan juntos y en contra de los demás en diferentes momentos, y el misterio se desvela con más giros que una carretera de montaña alpina.

Se trata de un drama policíaco más que de un programa que analiza problemas, pero éstos siguen estando presentes bajo la superficie y desempeñan un papel en la resolución del misterio que tendrá a todos los espectadores al borde de sus asientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas relacionadas