15 películas como Llámame por tu nombre

Jeff

Jeff

Jeff es oriundo de Pensilvania, Estados Unidos y después de crecer desinteresado en el deporte encontró su vocación deportiva en sus últimos años de adolescencia. Ahora nada ama más que el boxeo, las MMA y otros deportes de combate.

Muchos se quejan de que hoy en día faltan buenas películas, y a eso les digo que no están buscando en los sitios adecuados. Tomemos como ejemplo la película de 2017, Llámame por tu nombre.

La película está ambientada en la Italia de los años 80, y cuenta la historia de un romance entre un estudiante de 17 años (Timothee Chalamet) y un hombre algo mayor (Armie Hammer) de unos 20, contratado como ayudante de investigación del padre del estudiante.

The New York Times dijo que «la última película del Sr. Guadagnino, ‘Llámame por tu nombre’, es otro delirio de los sentidos, aunque esta vez hay una narrativa sólida que une todos los sentimientos agitados y las superficies sensuales». Y, según mi experiencia, realmente se nota, y te quedarás con ganas de más.

Entonces, ¿hay más? Esta es la pregunta que me propuse responder, y encontré nada menos que 15 películas que quizá quieras ver si te gustó Llámame por tu nombre.

La vida de Adèle (2013)

La vida de Adèle es una película francesa que sigue a una adolescente francesa, Adèle, que conoce a una joven de pelo azul y cuyo encuentro cambia por completo su vida.

La joven, Emma, la ayuda a dar sentido a lo que es, y la conduce por el camino del descubrimiento del deseo, y a afirmarse como mujer, como adulta, y también como artista.

La película pasa por el amor y la pérdida y, en última instancia, convierte a Adèle en la persona que estaba destinada a ser.

La película está protagonizada por Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux.

Mi mundo privado (1991)

Mi mundo privado será una forma perfecta de pasar página a Llámame por tu nombre si apreciaste la tristeza de la película.

Uno de los clásicos de los 90, se trata de una road movie profundamente personal que te llevará a través de toda una gama de emociones durante su duración.

La trama sigue a dos jóvenes, Scott y Mike, que recorren el país en busca de la madre de Mike, de la que se ha separado.

Como Mike es gay y está secretamente enamorado de Scott, que es heterosexual, ambos tienen una compleja relación que explorar a medida que continúa su búsqueda.

La película está protagonizada por Keanu Reeves y River Phoenix.

Luz de luna (2016)

Luz de luna es fácilmente una de las películas más conocidas de esta lista, y lo más probable es que incluso ya la hayas visto. Pero, si no, te la recomiendo encarecidamente.

Es una montaña rusa emocional que sigue a un joven que se enfrenta a su sexualidad, mientras recorre tres capítulos muy diferentes de su vida.

Experimentará el éxtasis, el dolor e incluso se enamorará en esta historia de madurez ambientada en Miami.

La película está protagonizada por Trevante Rhodes, André Holland y Mahershala Ali.

Happy Together (1997)

Happy Together es otra popular de los años 90, cuando las películas sobre el amor gay empezaron a recibir mayor atención. Sin embargo, sólo unas pocas antes o después de ésta consiguieron tener un impacto tan fuerte en el público. Lo mejor de todo es que lo hizo 20 años antes que Call Me by Your Name.

La película sigue a dos amantes de Hong Kong que viajan a Argentina para que su relación se rompa y vuelva a unirse justo antes del final.

Es un retrato perfecto de los altibajos que perturban toda relación moderna, pero lo hizo durante una época en la que no muchos otros estaban dispuestos a presentar las relaciones queer al público no queer.

La película está protagonizada por Leslie Cheung y Tony Leng Chiu-wai.

Maurice (1987)

Antes de los clásicos de los 90, sin embargo, hay una joya cultural estrenada en 1987 llamada Maurice que, según muchos, es responsable de definir todo un estilo cinematográfico.

Adaptación de la novela homónima escrita por E.M. Forster, Maurice sigue a un joven llamado Maurice Hall (James Wilby) a través de sus luchas mientras intenta aceptar su sexualidad y encontrarse a sí mismo.

Maurice puede considerarse uno de los predecesores culturales más importantes de películas como Llámame por tu nombre, y sin duda merece la pena verla.

La mala educación de Cameron Post (2018)

Saltando a estrenos más recientes, tenemos La mala educación de Cameron Post, que también se basó en una novela homónima, escrita en 2012 por Emily M. Danforth.

The Guardian la describió como «una triste, dulce y divertida película de madurez en la que nadie alcanza la mayoría de edad», ya que todos los personajes la alcanzaron antes incluso de que empezara la película.

Sin embargo, no se les permitió ser las personas que acabaron siendo, y se les envió a un campamento cristiano para adolescentes para que repitieran el proceso de mayoría de edad «correctamente.»

La película aborda todos los problemas a los que se ha enfrentado la comunidad homosexual a lo largo de la historia, frente a quienes tienen fuertes opiniones religiosas, y en un momento de la vida extremadamente vulnerable.

La película está protagonizada por Chloe Grace Moretz, Steven Hauck, Quinn Shephard y Kerry Butler, entre otros.

Water Lillies (2007)

A continuación, tenemos Water Lillies, la primera película de una trilogía dirigida por Celine Sciamma, quien ha declarado que la ve como una trilogía suelta de historias de madurez.

Water Lillies fue la ópera prima, y sigue a una Marie de 15 años que vive en París. Está desesperada por entrar en el equipo de natación tras enamorarse de Floriane, la capitana del equipo.

Marie tiene otra amiga, Anne, y las tres chicas siguen explorando sus deseos sexuales, cada una con sus propias experiencias.

La película explora, con bastante realismo, la experiencia del primer amor, pero también de la primera lujuria.

Está protagonizada por Pauline Acquart, Louise Blachere y Adele Haenel.

Un amor diferente (2004)

Un amor diferente es una interesante aproximación a este tema, que sigue la vida de Wil, que intenta compaginar su carrera de cirujana con sus obligaciones para con su familia tradicional china.

La situación se complica aún más para ella tras conocer a la hija de su jefe, Vivian. Como puedes imaginar, no pasó mucho tiempo antes de que ambas acabaran manteniendo una relación secreta.

La situación se agrava aún más cuando aparece la madre de Wil con su propio e impactante secreto.

En definitiva, se trata de una película llena de giros, algunos divertidos, otros emotivos, pero todos muy interesantes.

La película está protagonizada por Michelle Krusiec, Lynn Chen y Joan Chen.

Columbus (2017)

Esta fue otra película que obtuvo mucha atención en el momento de su estreno, y probablemente una de las que está más en contacto con el sentido del lugar de toda esta lista. Ambientada en Columbus, Indiana, explora la relación de los personajes con su lugar de residencia, así como la de unos con otros.

Sigue a un aspirante a arquitecto, Casey, nacido y criado en Columbus. Sin embargo, mientras trabaja en la biblioteca y da visitas arquitectónicas por la ciudad, conoce a Jin, un viajero de Corea del Sur.

Jin vino a visitar a su padre, que casualmente es un arquitecto de éxito.

La película tiene sus vueltas y revueltas, pero en general es tranquila y bastante asombrosa estéticamente, lo que sin duda hace que merezca la pena verla.

Está protagonizada por Haley Lu Richardson, John Cho y Michelle Forbes, entre otros.

Somewhere – En un rincón del corazón (2010)

Somewhere – En un rincón del corazón es un tipo de película diferente, pero lo que tiene en común con el resto es el hecho de que te hace pensar y cuestionarte tu vida, tus elecciones, tu comportamiento y mucho más.

Sigue a una estrella de Hollywood de primera categoría, Johnny Marco, que lucha con la vida cotidiana porque todo su éxito y su fama le parecen insignificantes.

Sin embargo, tiene una hija de 11 años, Cleo, que le visita, lo que acaba dando un vuelco a toda su vida.

Es una película sólida y plantea cuestiones interesantes sobre lo que tenemos, lo que queremos y lo que hay que apreciar.

La película está protagonizada por Stephen Dorff y Elle Fanning.

Buddies (1985)

Aunque Llámame por tu nombre está ambientada en los años 80, nunca menciona la infame crisis del sida a lo largo de su duración.

La epidemia no se ignoró por completo, ya que había una parte del guión de la película que la mencionaba, pero al final se cortó, y la crisis del sida acabó siendo algo así como un tema de fondo, a pesar de ser una parte importante de la vida durante este periodo.

No es el caso de Buddies, que fue la primera película que lo abordó activamente y mostró cómo es la vida con sida.

En ella se hila una profunda historia de amistad entre Robert, abandonado por su familia tras establecerse su diagnóstico, y David, al que se le asignó ser el «compañero» voluntario de Robert durante sus últimos días.

La película está protagonizada por Geoff Edholm y David Schachter.

Yo, él y Raquel (2015)

Hablando de amistad, también debo recomendar «Yo, él y Raquel».

Se trata de una película compleja y fuertemente emocional que sigue a Greg, un adolescente socialmente torpe que pasa la mayor parte del tiempo con Earl.

La trama se complica después de que la madre de Greg insista en que se haga amigo de Rachel, una chica que padece leucemia, cosa que él hace, aunque al principio no le hace demasiada gracia.

Pero, en poco tiempo, los tres adolescentes desarrollan una fuerte y enternecedora amistad mientras luchan con los problemas habituales de la adolescencia, combinados con la posible muerte en el horizonte.

La película está protagonizada por Olivia Cooke, Thomas Mann y RJ Cyler.

Como locos (2011)

Otra historia devastadora que también incluye romance viene de la mano de Como locos, de 2011.

Esta película trata de un estudiante americano, Jacob, que conoce a Anna, una estudiante de intercambio de Londres.

De un modo verdaderamente romántico, los dos se enamoran enseguida y parecen hechos el uno para el otro. Sin embargo, el romance se topa con un gran obstáculo cuando el visado de Anna caduca y se le deniega la entrada en Estados Unidos.

Aquí es donde entran en juego las dificultades de una relación a distancia, sobre todo si se combinan con otros problemas de la vida.

La película está protagonizada por Felicity Jones y Anton Yelchin.

Tropical Malady (2004)

Se dice que nadie podría volver a ver otras películas con el mismo placer después de ver una de las películas de Apichatpong Weerasethakul, pero eso vale doble cuando se trata de Tropical Malady.

Esta película comparte una serie de elementos vistos en Llámame por tu nombre, como la comprensión del amor y sus procesos sin palabras, físicamente intuitivos. También mantiene fuertes vínculos con la naturaleza, el clima y toda su atracción elemental.

Sin embargo, Weerasethakul lo hace con una maestría que nadie más podrá reproducir.

La trama es de lo más misteriosa y sigue a dos hombres que viven en el campo tailandés y empiezan a sentirse atraídos mutuamente. A partir de ahí, se ramifica en una fuerte abstracción poética que hay que presenciar en persona.

Está protagonizada por Banlop Lomnoi y Sakda Kaewbuadee.

Juno (2007)

Por último, tenemos Juno, una película que lleva el nombre de su protagonista, una inadaptada social que se protege de cualquier hostilidad con ingenio y sarcasmo.

Sin embargo, Juno se encuentra en territorio desconocido tras descubrir que está embarazada.

Ahora bien, el embarazo adolescente nunca es fácil, y ser madre adolescente es aún más duro. Estos son los pensamientos que inspiran a Juno para decidir entregar a su futuro hijo a unos padres adoptivos.

Sin embargo, a medida que va conociéndolos más, ella también se involucra más.

La película está protagonizada por Elliot Page, Michael Cera, Jennifer Garner, Jason Bateman y J.K. Simmons, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas