Mis 20 telenovelas latinoamericanas favoritas

Carolina

Carolina

Carolina, residente en Argentina, es una cinéfila hasta la médula. No disfruta nada más que ver la última serie de Netflix y es una gran fan de su línea 'Originals'. Su película favorita es Frozen y es una gran fan de The Good Place & The Dragon Prince.

Las telenovelas son un formato televisivo de cultura popular nacido en América Latina. Si quieres saber más sobre cómo han evolucionado las telenovelas a lo largo de los años, tenemos un artículo dedicado al tema.

Centrémonos ahora en las telenovelas más emblemáticas de los principales países productores de América Latina.

Como podrás observar, Brasil no está incluido en esta lista porque merece un capítulo dedicado que he escrito por separado.

Lamentablemente, hoy en día, estos países ya no son los principales productores de telenovelas. Algunos de ellos, como Argentina y Venezuela, han atravesado una eterna crisis económica, política y social que ha influido en la producción de ficción televisiva.

En esta lista, he elegido los títulos más emblemáticos de cada país, la mayoría de ellos clásicos de los años 80 y 90.

Sumerjámonos en el fascinante mundo de las telenovelas latinoamericanas.

Cómo ver estas telenovelas

Cuanto más antigua es la telenovela, más difícil es encontrarla en Internet.

Sin embargo, algunos usuarios de YouTube han prestado un servicio al mundo y han subido telenovelas completas a sus canales. Por supuesto, no se trata de una fuente oficial, pero peor sería no tener acceso a ellas.

Los servicios de streaming están incorporando telenovelas a sus catálogos, no sólo en sus bibliotecas latinoamericanas, sino en todo el mundo.

Amazon Prime Video es un buen ejemplo.

Netflix ha hecho lo propio y también está produciendo algunas telenovelas bajo el nuevo formato de superserie.

Sin embargo, si quieres acceder a una gran cantidad de telenovelas latinoamericanas, la plataforma de streaming ViX es la solución.

Si no estás seguro de si estos servicios están disponibles en tu país, consulta nuestras guías específicas para acceder a ellos desde cualquier lugar.

Argentina

Como ocurrió en la mayoría de los países latinoamericanos, las telenovelas comenzaron su andadura a mediados de los años 50, una vez establecida la televisión con diferentes formatos de programas.

Al principio, las telenovelas se llamaban teleteatros, porque eran como obras de teatro emitidas en directo.

Entre 1956 y 1976, las telenovelas siguieron la fórmula estándar común en toda América Latina. Sin embargo, cuando comenzó la dictadura militar en 1976, la censura era la norma.

A finales de los 70 y principios de los 80 fue cuando las telenovelas se convirtieron en un proceso industrial en todos los países latinoamericanos, pero Argentina perdió esta oportunidad.

En los años 80 y 90, Argentina recuperó el tiempo perdido y empezó a producir telenovelas que se exportaban a varios países.

Actualmente, Argentina ha dejado de producir telenovelas al mismo ritmo que antes debido a los altos costes y a la profunda crisis económica.

La devaluación del dólar y la elevada inflación han hecho casi imposible mantener los costes de producción.

1. Rolando Rivas, Taxista (1972)

Esta telenovela, emitida en blanco y negro, es la más exitosa de la historia de Argentina.

Con un total de 68 episodios emitidos una vez por semana en la franja horaria de máxima audiencia, se adelantó a su tiempo al abordar temas sociales y costumbristas, retratando tradiciones argentinas, en su mayoría del estilo de vida porteño.

La historia de amor entre Rolando Rivas, un taxista de clase obrera, y una joven de familia rica detuvo a todo el país cuando estaba en antena.

Además de los elementos melodramáticos, que son la marca de fábrica de cualquier telenovela, Rolando Rivas también abordó temas políticos y utilizó la ruptura de la 4ª pared como herramienta para conectar con el público.

Esta telenovela fue el vehículo que lanzó al estrellato a Claudio García Satur y Soledad Silveyra. Rolando Rivas, taxista se puede encontrar en YouTube en el canal oficial de Volver.

2. Rosa…de lejos (1980)

Una de las primeras telenovelas en utilizar la tecnología de grabación y emitir en color, Rosa…de lejos, fue un icono en los años 80, batiendo récords de audiencia.

Esta telenovela es un remake de Simplemente María, otra telenovela argentina de los años 60 que se emitía en blanco y negro.

Rosa…de lejos sigue a Rosa María Ramos, una chica de provincias que va a Buenos Aires en busca de un trabajo para ayudar a su padre y a sus ocho hermanos.

La historia sigue todos los tropos de las telenovelas. Se emitía todos los días al mediodía y duró 264 episodios. Leonor Benedetto interpretó a Rosa, personaje que la lanzó a la fama.

3. La extraña dama (1989)

Además de ser considerada una de las mejores telenovelas argentinas de todos los tiempos, La extraña dama tiene un lugar especial en mis recuerdos.

Fue la primera telenovela a la que me enganché, aunque me subí tarde al carro. Cuando visitábamos a mis abuelos en el campo, en cuanto empezaba la telenovela, mi abuelo nos obligaba a verla. Mi madre y yo estábamos acabamos por engarcharnos y no nos perdíamos un episodio hasta el final.

La extraña dama sigue a Gina Falconi, interpretada por Luisa Kuliok, una mujer enamorada de un joven rico, Marcelo Ricciardi.

Ambos se aman, pero se separan, y pronto, ella descubre que está embarazada. Se esconde en un convento y toma los votos como monja.

Sin embargo, todas las noches deja atrás su túnica de monja para convertirse en la misteriosa dama y estar cerca de Marcelo y su hija.

La extraña dama mantuvo en vilo a todo el país, haciendo olvidar por una hora la profunda crisis económica en la que se hundían.

4. Perla Negra (1994)

Perla Negra es otra telenovela que ocupa un lugar especial en mi corazón. Cuando mi madre se mudó con mi abuela, me quedé sola en casa.

Veíamos la telenovela al mismo tiempo y, al día siguiente, la comentábamos. Fue un lindo ejercicio para seguir conectadas.

Perla Negra sigue a una joven llamada Perla (Andrea del Boca), que fue abandonada cuando era un bebé en un exclusivo internado junto con 22 perlas negras para pagar su educación.

En el colegio, Perla crece con su mejor amiga, Eva. Cuando Eva conoce a un joven llamado Tomás, se enamora de él y se convierten en amantes. Tomás la deja sin saber que está embarazada.

Perla y Eva deciden criar juntas al bebé. Cuando Eva descubre que es la única heredera de la empresa de cosméticos de su difunto abuelo, decide llevarse a Perla con ella.

Sin embargo, los planes se truncan bruscamente cuando en un accidente de coche Eva muere y Perla sobrevive y acaba por ser confundida con Eva por su familia.

Ahora Perla toma la identidad de Eva para mantener viva la memoria de su amiga, criar al bebé y vengarse de Tomás. En 2021 se hizo un remake llamado Perla Negra 2.0 en forma de serie web emitida en YouTube.

5. Pequeña Victoria (2019)

Pequeña Victoria se inscribe en la nueva tendencia de un formato híbrido entre telenovela y serie de televisión tradicional, conocido comúnmente como superserie.

Dividida en dos temporadas, con un total de 51 episodios, Pequeña Victoria cuenta una historia llena de transgresiones y temas progresistas que no se habían abordado antes en una telenovela.

Una mujer de negocios decide seguir el camino de la gestación subrogada clandestina para ser madre y mantener el equilibrio entre su vida personal y su trabajo.

Cuando la madre de alquiler está a punto de dar a luz, toma un taxi para ir al hospital y el conductor, también mujer, decide implicarse en el acontecimiento.

Tras el nacimiento de la niña, aparece una mujer trans que afirma ser el donante de esperma.

En un giro contra todo pronóstico, cuatro mujeres acaban criando a la pequeña Victoria: su madre biológica, la madre de alquiler, la taxista y la mujer trans que es el padre biológico.

Pequeña Victoria fue nominada como Mejor Telenovela en los Premios Emmy Internacionales de 2020. Actualmente, está disponible en Prime Video en todo el mundo.

Colombia

Colombia es desde hace años uno de los productores de telenovelas más emblemáticos. La primera telenovela colombiana fue En el nombre del amor, producida en 1963.

En sus inicios, Colombia hizo hincapié en el aspecto cultural de la televisión, por lo que las telenovelas solían inspirarse y basarse en novelas de la literatura universal.

En los años 90, Colombia empezó a llegar al mercado internacional, y las telenovelas tomaron los estándares narrativos de otros países.

Fernando Gaitán fue uno de los escritores y productores colombianos más prolíficos.

1. Café con aroma de mujer (1994)

Creada por Fernando Gaitán, Café con aroma de mujer es una telenovela clásica que se convirtió en un éxito en todo el mundo.

La historia sigue a Teresa Suárez, apodada Gaviota, y a su madre. Ambas son recolectoras de café que recorren Colombia todo el año en busca de trabajo.

Cada octubre, van a la finca Casablanca, donde el propietario, Octavio Vallejo, les asegura el trabajo. Pero un año, Vallejo muere, y su familia, que está repartida por todo el mundo, vuelve para el funeral.

Allí, Gaviota conoce a Sebastián Vallejo, nieto de Vallejo. Ambos se enamoran y se convierten en amantes en secreto. Sebastian debe volver a Londres para completar sus estudios.

Gaviota se entera de que está embarazada y, sin medios para ponerse en contacto con él, decide irse sola a Londres. Allí es engañada por una red de trata de personas y acaba trabajando como prostituta en París.

Si quieres saber si esta historia tiene un final feliz o no, te recomiendo encarecidamente que la veas.

Café con aroma de mujer rompió con varios tropos de las telenovelas tradicionales. Un personaje femenino fuerte, el retrato de la Colombia rural y moderna junto a la cultura de la cosecha del café fueron algunos de los puntos que hicieron destacar a esta telenovela.

En 2021 se produjo un remake con algunas actualizaciones acordes con los tiempos actuales. La telenovela original se puede encontrar en streaming en ViX en EE.UU. y América Latina, y Prime Video en América Latina.

2. Yo soy Betty, la fea(1999)

Betty, la fea era y sigue siendo un fenómeno mundial. Incluida en el Guinness World Records como la telenovela más vista en todo el mundo, también fue escrita por Fernando Gaitán.

La clave del éxito fue la equilibrada mezcla de melodrama, romance y humor. La historia sigue a Beatriz Pinzón Solano, comúnmente llamada Betty, interpretada por Ana María Orozco. Betty es una joven brillante licenciada en economía que sigue viviendo con sus padres en Bogotá.

Su único «defecto» es que no es atractiva, para los estándares de la sociedad, y viste de forma anticuada. Sin embargo, su fuerza reside en su inteligencia. Y este es el mensaje más positivo de esta telenovela.

A Betty le resulta difícil conseguir un buen trabajo porque el mundo laboral, gobernado en su mayoría por hombres, elige a las mujeres en función de su aspecto.

Cuando consigue un trabajo como secretaria del presidente de una empresa llamada Ecomoda, se convierte en la mano derecha del recién nombrado presidente Armando Mendoza, interpretado por Jorge Enrique Abello.

Por supuesto, como cualquier telenovela, se enamoran el uno del otro y tienen un montón de obstáculos para liberar completamente su relación.

Betty es el cuento de Cenicienta en pocas palabras, pero la clave de esta historia es ver cómo Armando se enamora de Betty por su cerebro y no por su cuerpo.

Esta telenovela fue un éxito inmediato en toda Iberoamérica y un éxito internacional que se emitió en 180 países, fue doblada a 25 idiomas y adaptada 28 veces en todo el mundo.

La adaptación más emblemática es la estadounidense Ugly Betty, con America Ferrera como protagonista. Betty la fea puede verse en Peacock TV en Estados Unidos y en Prime Video en América Latina.

3. Pasión de gavilanes (2003)

Pasión de gavilanes es una telenovela colombiana producida para Telemundo, el canal hispano de Estados Unidos.

La historia está basada en la novela Las aguas mansas escrita por Julio Giménez, que también adaptó la telenovela.

Dos familias, los Elizondo y los Reyes, unidas por pasiones y amoríos, ven sus vidas destrozadas cuando una tragedia afecta a ambas familias.

Se produjo una segunda temporada, estrenada en 2022 y ambientada 20 años después de los acontecimientos de la primera serie. Pasión de gavilanes está disponible en Netflix en todo el mundo.

4. El zorro: la espada y la rosa (2007)

Sí, has leído bien, una telenovela sobre El Zorro. Puede que estés familiarizado con este personaje gracias a la serie de televisión clásica de Disney o a las películas protagonizadas por Antonio Banderas.

Pues bien, Diego de la Vega está de vuelta en forma de telenovela colombiana producida para Telemundo.

La espada y la rosa puede considerarse una superserie, que mezcla la acción con elementos del melodrama tradicional. Con algunos cambios en el origen del personaje como que en lugar de ser español, ahora Diego es un mestizo de padre español y madre indígena.

Y aunque la trama general sigue siendo la de El Zorro luchando contra el tirano corrupto de la California española, esta telenovela tiene una alta dosis de romance, incluyendo un triángulo amoroso.

Puedes encontrar El Zorro: la espada y la rosa en Atresplayer, el servicio premium de streaming de la cadena española Antena 3.

5. Rosario Tijeras (2010)

Esta telenovela colombiana puede situarse en el subgénero conocido como narconovelas.

La historia sigue a Rosario, una joven criada en un peligroso barrio de Medellín. Tras enfrentarse a muchas dificultades, se convierte en asesina al servicio de un gran jefe.

Cuando conoce a dos hombres de dos familias adineradas, se ve dividida entre el amor por ambos.

Rosario Tijeras es una de las telenovelas colombianas de mayor éxito. En 2016 se produjo un remake mexicano. Rosario Tijeras se puede encontrar en Prime Video.

México

México fue uno de los países pioneros en la producción de telenovelas. Patrocinadas por empresas de jabón, al igual que en Estados Unidos, las telenovelas mexicanas siguen siempre una narrativa tradicional basada en la estructura de Cenicienta y están muy influidas por la cultura religiosa mexicana.

Actualmente, México ha perdido su corona exclusiva en la producción de telenovelas debido a la invasión de telenovelas turcas.

1. Los ricos también lloran (1979)

Los ricos también lloran fue una de las primeras telenovelas mexicanas que se convirtió en un éxito internacional.

Esta telenovela también lanzó a la fama internacional a la actriz mexicana Verónica Castro. La historia sigue a Mariana (Castro), una joven pobre que, tras la muerte de su padre, se queda sola. Llega a la gran ciudad, donde empieza a trabajar como criada en casa de la familia Salvatierra.

Allí conoce a Luis Alberto Salvatierra, el hijo de la familia. Aunque al principio no se llevan muy bien, acaban enamorándose el uno del otro.

Por supuesto, su amor no es fácil, y Mariana debe enfrentarse a varias amenazas y peligros. Esta telenovela cuenta con tres remakes, siendo el más exitoso el de María la del Barrio, protagonizado por Thalía.

El último remake, también titulado Los ricos también lloran, se produjo en 2022 y pertenece al formato de las superseries. Esta telenovela, su último remake y María la del Barrio están disponibles en la plataforma de streaming ViX.

2. Quinceañera (1987)

Considerada una telenovela progresista en aquel entonces por los temas que aborda y también por ser la primera telenovela mexicana dirigida a adolescentes, Quinceañera sigue figurando entre las mejores telenovelas de todos los tiempos.

Quinceañera fue la primera telenovela en abordar temas delicados como el abuso de drogas, las violaciones en citas y las bandas.

La historia se centra en dos mejores amigas: Maricruz (Adela Noriega) y Beatriz (Thalia). Ambas son también compañeras de clase que proceden de estratos sociales diferentes.

Ambas están a punto de cumplir 15 años y están emocionadas por su fiesta de quinceañera. Dos chicos, el aprendiz de mecánico Pancho y el pandillero Memo, se sienten atraídos por Maricruz.

La chica acepta los avances de Pancho, y Memo, en venganza la viola. Gerardo, el hermano de Maricruz, empieza a salir con Beatriz.

Cuando Beatriz se queda embarazada, recibe el apoyo de su familia, aunque su primera reacción fue escandalosa. Puedes encontrar Quinceañera en streaming en ViX.

3. Rosa salvaje (1987)

Rosa García, interpretada por Verónica Castro, es una mujer pobre que vive con su madrina. No tiene modales, es marimacho y resuelve las situaciones pegando e insultando.

Tras un encuentro casual con un hombre perteneciente a una familia adinerada, la vida de Rosa nunca volverá a ser la misma, atrapada en una red de traiciones, celos e intrigas.

Rosa salvaje es un gran ejemplo de telenovela latinoamericana con giros argumentales, secretos y melodrama. Puedes encontrar esta telenovela en ViX.

4. La Usurpadora (Engaños) (1998)

Esta telenovela mexicana es un remake de una venezolana del mismo nombre de 1971.

Si conoces la historia clásica de Mark Twain El príncipe y el mendigo, ya conoces la mitad de la trama de esta telenovela.

Una mujer rica, Paola Bracho, está aburrida de su vida de rica y decide escaparse a Cancún con su amante. Allí conoce a Paulina Martínez, que trabaja limpiando los baños de un restaurante.

Ambas mujeres son idénticas, y Paola le propone a Paulina intercambiar lugares para poder huir con su amante. Paulina se muestra reacia, pero Paola la manipula para que acceda.

Intercambian lugares y Paulina descubre que Paola es odiada por su familia porque es egoísta y poco amable. Paulina se acostumbra a la vida de Paola, mientras que la familia de ésta se enamora de esta nueva versión suya.

Sin embargo, la verdadera identidad de Paulina queda al descubierto y todo se complica. Además de otras versiones y remakes, La usurpadora consiguió otro remake mexicano en 2019.

Esta telenovela está disponible en streaming en ViX.

5. La casa de las flores (2018)

La Casa de las Flores es perfecta para la gente a la que no le gustan las telenovelas largas.

Dividida en tres temporadas y con un total de 35 episodios, esta serie tiene todos los elementos que se pueden encontrar fácilmente en una telenovela, pero con la rápida narrativa de una serie de televisión.

La casa de las flores se produjo para Netflix, de ahí su formato más corto. Creada, escrita y dirigida por Manolo Caro, un joven cineasta mexicano que conoce muy bien cómo funcionan las telenovelas, pero que también incorpora en sus creaciones mucho del cine y las series de televisión.

La casa de las flores funciona como una parodia de las telenovelas, con todos los ingredientes melodramáticos, pero al mismo tiempo con humor negro.

La serie sigue a una familia mexicana disfuncional de clase alta propietaria de una floristería llamada La Casa de las Flores.

La serie también aborda temas del espectro LGBTQ+, como la bisexualidad y la transexualidad.

Como la serie satiriza las telenovelas pero al mismo tiempo toma de ellas los elementos principales, subvierte estereotipos tradicionales de la telenovela mexicana como la clase, la raza y la moralidad. Esta serie está considerada como un nuevo formato denominado «la telenovela millennial».

La casa de las flores está disponible en todo el mundo en Netflix.

Venezuela

Venezuela comenzó su camino de telenovelas al mismo tiempo que la mayoría de los países latinoamericanos. Fue una de las pioneras y, durante décadas, las telenovelas venezolanas fueron el icono del género, exportado a todo el mundo.

Sin embargo, en los años 90, tras la llamada Revolución Bolivariana con Hugo Chávez en el poder, las telenovelas empezaron a decaer.

Es conocida la guerra que Chávez emprendió contra los medios de comunicación privados, lo que repercutió directamente en la producción de ficción.

Asimismo, la enorme crisis económica y social que vive el país desde hace décadas fue otro factor importante que afectó a la producción de telenovelas.

Se rumorea que después de más de seis años, Venezuela volverá a producir ficción, es cuestión de tiempo ver si da sus frutos.

1. Topacio (1984)

Topacio fue un gran éxito internacional y lanzó a la fama a su actriz principal, Grecia Colmenares.

Esta telenovela es un remake de Esmeralda, una telenovela venezolana en blanco y negro producida en los años 70 y escrita por la cubana Delia Fiallo.

La historia sigue al personaje titular, una joven que nació ciega y se crió en un rancho pobre.

Veinte años después, conoce a un joven venido de Caracas que se enamora de ella y decide llevársela a la gran ciudad, sospechando que su ceguera puede tener cura.

Por supuesto, como en cualquier telenovela, algunos secretos pueden poner patas arriba la vida de los protagonistas, y las cosas son más complicadas de lo que parecen.

Además de esta versión, se han hecho otros tres remakes en Brasil y México.

2. Abigail (1988)

Abigail fue el vehículo a la fama de la actriz venezolana Catherine Fulop.

Esta telenovela cuenta la historia del personaje titular, una niña mimada, hija única de un rico hombre de negocios. Abigail se enamora de su profesor de literatura, Carlos Alfredo.

Tras su aventura, se queda embarazada y acaba entregando a su hijo a un taxista desconocido en un rapto de locura.

Años después, su hijo perdido irrumpe en su mansión para robar. Abigail siempre está buscando el amor de Carlos Alfredo, pero hay varios obstáculos en su camino.

Esta telenovela está disponible en ViX.

3. Cristal (1989)

También escrita por la cubana Delia Fiallo, Cristal fue un éxito internacional. Cristal fue la primera telenovela latinoamericana en conquistar España.

El país se paralizó cuando Cristal estaba en antena, y creó un fandom y una obsesión por América Latina. España aceptó la variante española venezolana sin rechistar.

La historia trata de una niña huérfana abandonada por su madre cuando nació y que empezó a trabajar para una agencia de modelos cuando creció.

Esto es sólo la punta del iceberg porque la dueña de la agencia es su madre biológica. Casi olvido mencionar que su padre es sacerdote.

Esta telenovela lanzó a la fama internacional a la pareja protagonista, Jeanette Rodríguez, que interpretaba a Cristina «Cristal» Expósito, y Carlos Mata, que interpretaba a Luis Alfredo Ascanio.

4. Kassandra (1992)

Basada en la novela Peregrina de Delia Fiallo, esta telenovela, además de ser un éxito internacional, está considerada aún hoy como una de las telenovelas más influyentes.

La historia sigue al personaje titular, Kassandra, una joven que creció en un circo pensando que ella también es romaní.

Lo que no sabe es que es nieta de un rico terrateniente de cuyo hijastro se ha enamorado.

Kassandra fue un éxito en toda Europa, principalmente en los países del Este. Esta telenovela está disponible en Prime Video en algunos países.

5. Mi prima Ciela (2007)

Esta telenovela es especial para el público venezolano porque cuando comenzó a emitirse el 2 de mayo de 2007, en RCTV, la concesión al canal terminó 25 días después, porque el gobierno de Chávez no permitió la renovación del contrato del canal.

Así, la telenovela reanudó su emisión en RCTV Internacional, un canal por cable.

Aunque la historia es un remake de Elizabeth, una telenovela venezolana de los años 80, los guionistas se las ingeniaron para incluir la crisis política y social que atravesaba Venezuela y abordar la censura y la falta de libertad de expresión en la historia.

La telenovela sigue a tres primas que son mejores amigas: Silvia, Maite y Graciela (el personaje titular).

Las chicas están terminando el instituto, y el paso al mundo adulto está lleno de acontecimientos complicados y trágicos.

Silvia acaba embarazada de un chico que trabaja para los padres de Graciela, la verdadera vocación de Maite es la música, pero su madre quiere que estudie medicina, y Graciela se enamora de un joven con mala reputación.

Sin embargo, se casan.

Las cosas empeoran cuando a Ciela se le diagnostica una insuficiencia de médula ósea. Una vez que se queda embarazada, su estado empeora.

Si te interesa ver Mi Prima Ciela, puedes encontrarla en Tubi en Australia, Canadá y Estados Unidos, y en Vix en Latinoamérica.

Resumen

Cuando se me ocurrió la idea de este artículo, tuve que confeccionar esta lista dejando fuera varios títulos de telenovelas icónicas en América Latina.

Pero el propósito de este artículo es sólo dar una visión general de las telenovelas más influyentes de América Latina.

Tanto si eres un fan de las telenovelas como si eres un recién llegado, espero que disfrutes de los títulos de este artículo. Aunque algunos de ellos no son fáciles de encontrar en Internet, puedes echarles un vistazo en YouTube.

Y si ya has visto alguna de estas telenovelas, por favor, hazme saber cuál es tu favorita dejando unas líneas en el cuadro de mensaje de abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas